Os contamos un poco más sobre Kenza Benjelloun y Pedro Alba

kenza benjeloun

​Actualmente estoy en proceso de preguntarme sobre los obstáculos que pone la sociedad a la libertad del individuo.​

Del silencio a la expresión, del miedo a la reacción, esto es lo que define el nuevo horizonte de mi trabajo​.

​Parecería que se basculase de la estética pura a la dinámica política; “el muro sin orejas” la actuación en la película “El canto de las tortugas” de Jawad Rhalib, sobre el movimiento marroquí dentro de la primavera árabe es la prueba explícita.​
​La presencia física en el espacio y la toma de posición por el cuerpo en sí, son los signos del compromiso artístico contemporáneo.

 

De un lado están las performances consensuadas, preparadas, pero estoy tanteando a veces la performance espontánea.​
​Además, para responder a la cruzada llevada a cabo por los tradicionalistas contra el arte ​agitando la rara proposición del arte propio (pulido, limpio), reacciono instantáneamente de acá en adelante a través de la performance conocida bajo el nombre de BAISER.

 

​No busco la polémica, pero reacciono a veces de una manera epidérmica e impulsiva. ​Me niego a que reduzcan mi espacio de libertad. ​

 

Pedro Alba - Unreal Life but Impact - Photo © Ana Matey 2010_EspacioEspora_In ARTON. Madrid (Espanya)

                                                                                                                                  Fotografía MATSU

La obra del artista Pedro Alba se centra en la experimentación artística sobre los procesos de comunicación y la participación pública. Una de sus piezas a las que él denomina “maniobras artísticas” es El Patatero, acción que consistió en repartir 2.000 kg de patatas a una interminable fila de personas que durante toda la mañana de un domingo esperaron para recibir una cartilla de racionamiento como en la época franquista, coincidiendo con el 25º aniversario de la muerte del dictador. Tuvo lugar en la plaza de Matadero Madrid durante el Festival Acción! MAD. Una acción social que pone de manifiesto la creciente hambruna en el país.

Como ocurre en esta pieza, en general los trabajo de Pedro Alba generan reflexión ante acontecimientos sociales o políticos. En el año 2013, instaló 26 televisores en una galería de arte que retransmitieron a la vez las diferentes protestas contra la austeridad que se daban en Europa. En el 2014, cosió su boca con hilo amarillo y rojo como reinvicación a la Ley Mordaza, “Aunque parezca una reivindicación desde el dolor, todo lo contrario, es desde el amor pero desde el amor hacia uno mismo y hacia toda la sociedad”.

 

Por | 2017-09-11T14:14:14+00:00 agosto 27th, 2015|Noticias|Comentarios desactivados en Os contamos un poco más sobre Kenza Benjelloun y Pedro Alba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies